Tipos de furúnculos

image8Forunculosis  o ántrax

Un ántrax es un absceso en la piel causado por la bacteria Staphylococcus aureus. Por lo general, involucra un grupo de folículos pilosos y por lo tanto suele ser más grande que un furúnculo típico. Un ántrax puede tener una o más aberturas en la piel y estar asociado con fiebre o escalofríos.

image9Acné quístico

El acné quístico es un tipo de absceso que se forma cuando los conductos de grasa se obstruyen y se infectan. Esta condición afecta a los tejidos de la piel con mayor profundidad que la inflamación superficial del acné común. Es más común en la cara y por lo general se produce en la adolescencia.

image10Hidradenitis supurativa

La hidradenitis supurativa es una condición en la que hay múltiples abscesos que se forman en las axilas, en el área de la ingle y cuya causa es la inflamación local de las glándulas sudoríparas. Esta forma de infección de la piel es difícil de tratar con antibióticos solamente y por lo general requiere de un procedimiento quirúrgico para extirpar las glándulas sudoríparas involucradas y detener la inflamación de la piel.

image11Quiste pilonidal

Un quiste pilonidal es una clase única de absceso que se produce en o por encima del pliegue de las nalgas. Los quistes pilonidales a menudo comienzan como pequeñas áreas de infección en la zona de la piel donde crece el pelo, es decir, el folículo piloso. Con la irritación y la presión directa, con el tiempo se agranda el área inflamada y se convierte en un nódulo doloroso y sensible, causando muchas molestias para sentarse. Estos se forman frecuentemente después de viajes largos que implican estar mucho tiempo sentado.

image12Orzuelo

Un orzuelo es una protuberancia roja y dolorosa ubicada en la base de una pestaña o en el interior del párpado. Esto resulta de una infección localizada de las glándulas o de un folículo piloso del párpado. A veces el orzuelo es confundido con un chalazión, pero este último suele ser indoloro y es causado por la obstrucción e inflamación de una glándula sebácea, y no precisamente por una infección.